Claves para el ahorro de agua en las viviendas

¿Cómo convertir nuestra casa en una vivienda ecológica que apueste por el ahorro del agua? Ya sea para reducir la factura o bien para evitar un despilfarro del consumo existen diferentes acciones que podemos aplicar en casa para promover el ahorro energético y de agua,  ya que como bien sabemos el agua potable es un bien escaso que hay que proteger.

A continuación os ofrecemos una serie de Tips que os ayudaran a convertir vuestra casa en una casa sostenible que apueste por el ahorro.

1. Adaptadores de flujo en los grifos de la casa: Este acto tan simple puede ahorrar entre un 20 y 50% del agua que consumimos. Los hay de varios tipos pero los mas populares y accesibles son los que se adaptan a la boquilla del grifo permitiendo controlar el flujo y la intensidad del agua que consumimos.

2. Reutilización de agua: concretamente las conocidas como “aguas grises” que son las que utilizamos en la bañera, o ducha. Este tipo de agua se puede reutilizar para usar en cisternas, riegos, para el lavado etc… Mediante un tratamiento mecánico como una depuradora o bien natural como un filtro que deje pasar solo el agua y no los residuos.3. Agua de lluvia: La recogida de agua de lluvia y su posterior tratamiento permite su consumo en determinadas ocasiones, lo que nos puede suponer un gran ahorro de agua.

4. Posición de los grifos: Algo tan simple como dejar la manivela del grifo en posición media y no en la dirección del agua caliente puede suponer parte del ahorro en la factura y de ahorro energético. Muchos de los grifos actuales ya disponen de un mecanismo para evitar dejar la manivela en la zona caliente, ya que la mayoría de veces no se precisa el agua caliente y se desperdicia mucha agua hasta que conseguimos que salga a una temperatura optima.

5. cisternas de doble descarga: la mayoría de las casas ya incorporan en sus inodoros este dispositivo que te permite regular la cantidad de agua que se vierte en el wc según tus necesidades. Este sistema ayuda a ahorrar una gran cantidad de agua porque no se vacía totalmente la cisterna cada vez que se hace uso del baño. Con lo cual se reduce considerablemente el uso del agua.

6. Uso de lavavajillas: Al contrario de lo que se puede suponer al ser un electrodoméstico, el lavavajillas es un ahorro constante en la factura y consumo del agua. Ya que en un solo lavado y con control del agua vertida se lavan todos los platos. A diferencia del lavado manual, el grifo se queda abierto se llenan pilas y se friega mas veces al día lo que supone un elevado consumo de agua. La gran mayoría de estos electrodomésticos así como las lavadoras además, incluyen un programa eco que permite un mayor ahorro de agua y luz.

7. el último y más importante de todos es la concienciación de uno mismo y de los habitantes de la casa. Cerrar el grifo mientras nos lavamos los dientes o nos enjabonamos en la ducha. Evitar los baños en pro de las duchas, controlar la temperatura del agua que utilizamos y hacer uso de aplicaciones que nos informen de los litros de agua que vamos consumiendo diariamente nos ayuda a entender el consumo que realizamos y por tanto a poder reducirlo.

El primer paso para cambiar las cosas empieza en casa.