¿Qué es la construcción industrializada y cuales son sus beneficios?

La construcción industrializada es un sistema de construcción en cadena, muy organizado que utiliza  procesos innovadores y controlados. La mayoría de la construcción de la vivienda se realiza dentro de una fabrica y posteriormente se traslada por módulos  a su ubicación donde previamente se ha construido una base de cimentación donde descansará la casa.

Este sistema industrializado evita los contratiempos y las sorpresas implementando la calidad de los materiales en un menor tiempo posible.

Casa de 167 m2 en 1 planta - MCCM Casas

Beneficios de la Construcción Industrializada

  1. Reducción de riesgos durante su construcción: como puntualizábamos en los párrafos anteriores, la mayor parte de la producción de la vivienda se realiza dentro de la fabrica. esto supone un mayor control, reduciendo los riesgos laborales de los trabajadores, implementando los mecanismos de supervisión a pie de obra.
  2. Rápida ejecución: los plazos de este tipo de viviendas son un 70% mas cortos con respecto a la construcción tradicional. Hablamos de unos 4/5 meses para tener lista la casa. Ya que al ser dentro de una fabrica no hay factores climáticos que puedan influir negativamente en los plazos.
  3. Reducción de la generación de residuos: en la propia fabrica se gestionan los desechos durante la construcción, donde mediante una logística de contenedores se separa la madera, de los diferentes materiales y se gestiona de forma eficiente llevándolos finalmente al sitio indicado protegiendo el medioambiente.
  4. Menor consumo energético: debido a la sencillez de su instalación
  5. Emisiones de CO2 mas bajas: la vivienda industrializada logra una reducción del 60% de su emisión durante su construcción
  6. Plazos de entrega y costes mas reducidos: que aportan beneficios tanto a las empresas como al cliente final y es una vía indiscutible para la sostenibilidad en la construcción

Es por todo ello que el la construcción industrializada esta revolucionando el mundo de la vivienda tal y como lo conocíamos.

No sabemos si a largo plazo la industrialización se convertirá en el estándar constructivo dominante, pero este sistema de construcción de altas prestaciones,  que puede ofrecer certificación Passivhaus, de seguridad estructural y rapidez en los procesos sin renunciar a la calidad, viene para quedarse y poco a poco se esta haciendo un hueco de peso en la industria de la construcción.