Una Piscina para todo el año

Tener una piscina en casa a veces supone un gran esfuerzo de mantenimiento. Pero si se hace correctamente usando toda la tecnología que tenemos al alcance, podemos disfrutar de grandes momentos de relax durante todo el año.

¿ Cómo podemos mejorar la calidad de la piscina?

Cuando se toma la decisión de hacer una piscina en el domicilio familiar es preferible equiparla correctamente desde el principio. Ya que esta decisión supondrá menos mantenimiento en el futuro.

Es  imprescindible por tanto tener un clorador salino,  que es un sistema para la producción de cloro a partir de la sal contenida en el agua de la piscina, que puede combinarse con sistemas de regulación de los parámetros del agua para garantizar un tratamiento continuo, preciso y eficaz.

Con clorador salino mantenemos el estado del agua óptimo durante todo el año. Nos permite ahorrar agua, y evitamos bacterias ya que mantiene el agua limpia durante todo el tiempo que tengamos la piscina llena.

Junto con el clorador salino si queremos sacar partido a la piscina todo el año, podemos instalar una Bomba de calor.

¿Por qué instalar una bomba de calor?

La bomba de calor nos permite calentar el agua de la piscina. Gracias a ello podremos disfrutar de la piscina todo el año.

Con la bomba de calor conseguimos que no influya la temperatura exterior, puesto que la del agua será siempre la  adecuada para darse un baño y relajarse.

Además el consumo de energía de las bombas de calor es mínimo. Por tanto instalándola conseguimos dos objetivos: mantener la piscina limpia todo el año porque nunca deja de usarse, y un ahorro de agua considerable a lo largo del año.

Tener una piscina, supone muchas veces quebraderos de cabeza. Sobre todo en las épocas mas frías del año; el otoño con la caída de las hojas que se acumulan en la piscina, o el mismo invierno con todo lo que supone el frio para los equipos mecánicos que tengamos instalados para su mantenimiento.

Por ello, dotar a la piscina de los avances que tenemos a disposición nos permite evitarnos problemas a largo plazo. Hoy en día disfrutar de la piscina todo el año es posible y además nos ayuda a conseguir un óptimo mantenimiento de esta y sobre todo disfrutar y relajarse sin importar el tiempo que haga fuera.

Speak Your Mind

*