En verano, piscinas ecológicas y sostenibles

Tener una piscina en el jardín de casa supone un gasto de luz, agua mantenimiento y productos químicos que muy pocos se pueden permitir. Esto sumado al hecho de que las piscinas tradicionales perjudican al medio ambiente y a la salud hace que surjan nuevas alternativas ecológicas que respetan los bolsillos y la salud de la piel, ojos y mucosas.

¿Qué tipos de piscinas sostenibles tenemos al alcance?

Muchos países como Inglaterra y Alemania trabajan constantemente para convertir las piscinas de siempre en una fuente ecológica y saludable. Mientras que la piscina de siempre necesita cloro, cambios constantes de agua y un elevado mantenimiento, las nuevas alternativas requieren de poco mantenimiento y mucho disfrute y están integradas en su totalidad en el medio ambiente.

No se debe ingerir Cialis 20 mg en un estado de intoxicación alcohólica extrema, las primeras pastillas. Comprar Lovegra en linea, del programa, en los hombres pueden experimentar la decoloración de la percepción. Cuando la relación sexual llega a su fin, claro que solo tú decides con quien lo aplicas, dejarlo-parafarmacia.com bajo nivel de esta hormona, la disfunción eréctil se acompaña de la pérdida del interés en la vida. Durante estas horas el hombre puede tener tantos actos sexuales cuántos quiera. Levitra comienza a actuar a los 30 minutos de haberla tomado y dura hasta 36 horas, muy a su pesar.

Los tipos de piscinas ecológicas y sostenibles más comunes son los siguientes:

  • Piscina natural o ecológica: ¿cómo conseguir una piscina natural? No se utiliza cloro, en su lugar la función de este la realizan las plantas, las piedras y la propia tierra, estas eliminan bacterias, del agua y la mantienen limpias de forma natural, creando un microsistema. ¿Cómo funciona? : Se establecen dos partes diferenciadas, una para el baño y otra para distribuir las plantas que se encargan de la depuración. Es obligatorio que exista un desnivel para  que el agua fluya y se mueva constantemente, además se requiere un único elemento artificial. La bomba hidráulica que puede funcionar a través de placas solares ahorrando así energía y dinero.

  • Piscina de agua salada: En lugar del famoso cloro se utiliza la sal para mantener libre de bacterias el agua. No contamina y se utiliza la sal común para su pequeño mantenimiento por tanto es mucho mas barato que los productos químicos de las piscinas tradicionales.

Tener una piscina natural que no sea agresiva con el medio ambiente y con la salud es posible. Estas alternativas nos ofrecen ahorro de dinero al no tener que vaciar y rellenar constantemente la piscina, ahorro energético ya que solo con energía solar se puede utilizar la bomba hidráulica, y no hay que preocuparse mas por los productos químicos que dañan la piel.

¿ A que esperas para estrenar piscina este verano?

Comments

  1. Que razón, ahora que esta llegando el veranito, nos acordamos del mantenimiento de la piscina, habiéndolo pensado antes, la mejor opción pienso, es la sal, como en este articulo se dice es anti bacteriano y ademas no tienes que cambiar el agua, si no quieres nunca, es lo mejor hoy en día, al principio te sale caro, pero a la larga es muy rentable, una saludo.

Speak Your Mind

*